MaterCell

Cargando...

MaterCare | Sabado 21 de Marzo de 2020

Estoy embarazada, ¿cómo busco un bienestar emocional en cuarentena?

MaterCare te cuida.

El período del embarazo y el postparto son momentos de vulnerabilidad psíquica. La maternidad es una crisis vital, un tiempo de re definición y adaptación de la personalidad. En este tiempo se ponen en juego muchas emociones, algunas de ellas ambivalentes: miedo y alegría a la vez. También nuestra propia historia como hijas se revisa con toda la conflictiva que esto puede traer aparejada.


Para poder entender que necesita nuestro bebé el psíquismo atraviesa un estado particular, se activa una sensibilidad especial que nos permite identificarnos con el estado de vulnerabilidad captar y decodificar las necesidades de nuestro bebé.


Si a esta crisis vital se le suma una crisis circunstancial, estamos ante una doble crisis. La pandemia de coronavirus es una situación significativa que se suma a la crisis vital que viven las mujeres embarazadas y puerperas. El miedo a contraer la enfermedad y que se vea afectada la salud de su bebé, es una amenaza real.


Las medidas de distanciamiento social tan necesarias para controlar el brote pueden generar mucha angustia debido al aíslamiento y la difícultad de vincularse con los seres queridos y la red de sostén de forma presencial. A esto se suma la incertidumbre de no saber cómo se desarrollaran las circunstancias y por cuánto tiempo se mantendrá el peligro. En las embarazadas a la par se vive el miedo en relación al parto y la seguridad del mismo: ¿Podré realizar los controles con normalidad? ¿Se verá afectada la atención el día del Nacimiento? ¿Habrá probabilidades de que me contagie durante la internación?


Si el bebé ya nació el temor se centra sobretodo en qué se vea afectada su salud.


Todas estás preguntas, estos miedos son respuestas esperables ante una situación de estrés que activa los circuitos de adrenalina. Es importante poder poner en palabras estos miedos, no reprimir lo que sentimos. Llorar, angustiarse, sentirse ansiosa son respuestas posibles y es necesario darle lugar a lo que sentimos.


  • Intentar protegerte de la sobre información, acceder a información oficial y consultar con tu médico de confianza es fundamental. 
  • Apoyarte en las personas con las que convivís y también mantener el vínculo por videollamadas con tu familia y amigos es necesario.
  • Ocupar tu mente en actividades que te distraigan y te den placer o tranquilidad: hacer trabajo manual, cocinar, jardinería, leer o meditar pueden ayudarte a sentirte mejor.

Si estás emociones te desbordan, si estás tomada por pensamientos catastróficos, consulta a una psicóloga Perinatal, muchas antedemos por videollamadas en este momento.


Carolina Mora 

Psicóloga 

MN 51676


@carolinamora.psicologa


Compartir:

Más novedades

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Aceptar