MaterCell

Cargando...

Neonatología MaterCare | Viernes 30 de Octubre de 2020

Beneficios del clampeo/pinzamiento tardío del cordón umbilical

Recomendaciones de la OMS

La OMS recomienda esperar para realizar el pinzamiento y el corte del cordón umbilical después del nacimiento del neonato. La recomendación se basa en el conocimiento de que la demora en el pinzamiento del cordón umbilical permite que la sangre continúe pasando de la placenta al neonato durante entre 1 y 3 minutos adicionales después del parto. 


Se considera que esta breve demora aumenta las reservas de hierro del lactante pequeño en más del 50 % a los 6 meses de vida entre los neonatos nacidos a término. Por lo tanto, se recomienda el pinzamiento tardío del cordón umbilical (realizado entre 1 y 3 minutos después del parto) para todos los partos, al mismo tiempo que se comienza la asistencia esencial simultánea del recién nacido.

Beneficios 

Los beneficios del retraso del pinzamiento del cordón umbilical en los recién nacidos son varios, tanto para la madre como para el bebé, a corto y largo plazo. Esta práctica forma parte de las recomendaciones en la primera hora de vida del bebé.

Los beneficios del pinzamiento tardío del cordón umbilical para los recién nacidos pretérmino o de bajo peso al nacer:

• Disminuye el riesgo de hemorragia intraventricular. 

• Disminuye la necesidad de transfusión sanguínea por anemia o baja presión sanguínea; disminuye la necesidad de ventilación mecánica.  

• Incrementa la hemoglobina a las 10 semanas de edad. La hemoglobina es una proteína que contiene hierro y que le otorga el color rojo a la sangre. Se encuentra en los glóbulos rojos y es la encargada del transporte de oxígeno por la sangre desde los pulmones a los tejidos.

Para los recién nacidos a término: 

• Brinda un volumen adecuado de sangre y de reservas de hierro al nacimiento.

• Mejora el estado hematológico (hemoglobina y hematocrito) a los 2 a 4 meses de edad. 

• Mejora el estado del hierro hasta los 6 meses de edad, lo cual ha demostrado ser importante para prevenir la deficiencia de hierro y la anemia durante la infancia. Las reservas de hierro del nacimiento son un fuerte predictor del posterior estado del hierro y anemia durante la infancia. 

• Mientras el cordón lata la placenta seguirá insuflando sangre en el cuerpo del bebé. Esta sangre es rica en nutrientes y proporciona una reserva de hierro al niño. 

Para las madres: 

Una placenta menos distendida y con menor cantidad de sangre puede ser más fácil de ser expulsada de la cavidad uterina. La menor cantidad de sangre puede deberse al corte tardío del cordón o al drenaje placentario. A partir de los estudios sobre “drenaje placentario”, una placenta con menos sangre acorta el tercer período del parto y disminuye la incidencia de retención de la placenta.



El hierro es un micronutriente crítico en el desarrollo de un niño, desde la función inmunitaria hasta el desarrollo neurológico. Cuando las madres siguen la recomendación de amamantar de forma exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, la leche materna aporta solo una pequeña cantidad de hierro al lactante. Para satisfacer las altas necesidades de hierro durante este período de crecimiento y desarrollo, el neonato depende de sus reservas de hierro al nacimiento. 

Se sugiere que el pinzamiento tardío del cordón umbilical aporta hasta 75 mg de hierro (un suministro para 3,5 meses) en los primeros 6 meses de vida del lactante.


Sobre este y otros temas hablaremos en el taller online gratuito de “Cuidados del recién nacido”, los invito a sumarse el jueves 5 de Noviembre a las 17 horas.


INSCRIBITE AL TALLER


Dra. Romina Dini
Neonatóloga

Compartir:

Neonatología

Romina Dini

Médica neonatóloga, dedicada a los cuidados del recién nacido y especialista en dictar talleres de RCP para padres.

Más novedades

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Aceptar