MaterCell

Cargando...

Pediatría ambulatoria MaterCare | Viernes 27 de Noviembre de 2020

Tips claves para el cuidado de tu hijo este verano (0 a 5 años)

Prevención y tratamientos para exposición al sol y calor, repelentes, vestimenta y más!

¡¡Ya llega el verano!!!


Siempre se dijo que el sol es fuente de vida, fuente de energía y que la vida al aire libre es lo mas saludable. Todo eso es cierto, pero desde que la actividad humana generó un agujero en la capa de ozono, también es fuente de enfermedades.


El agujero en la capa de ozono permite el paso de los rayos más perjudiciales del sol (principalmente U.V. A y U.V. B)  que predisponen al envejecimiento prematuro de la piel, manchas solares y cáncer de piel. El daño causado por los rayos solares es acumulativo a lo largo de le vida, y por este motivo debemos cuidar especialmente a los niños. Del total de radiación que una persona recibirá en toda su vida, el 80% lo recibirá os primeros 18 años de vida, además los niños tienen la dermis mas delgada y menos melanina que los adultos, motivo por el cual debemos ser mucho mas cuidadosos con ellos.


Una quemadura con formación de ampollas aumenta considerablemente la posibilidad de un cáncer de piel relacionado con el sol.


¿Cómo debemos protegernos y proteger a nuestros hijos del daño por los rayos UV?

  1. Colocar un protector solar mayor de 35 FPS a partir de los 6 meses. Es más importante COMO se lo coloca y no que sea el protector mas caro del mundo.
  2. 30’ antes de la exposición solar colocar  una capa visible del protector en todas las zonas expuestas y dejar que se absorba lentamente.
  3. Los protectores en aerosol y toallitas nunca logran el FPS que indica el envase por lo que no se recomiendan.
  4. Renovarlo cada 2 a 3 horas o si el niño transpiro mucho o estuvo mucho tiempo en el agua.
  5. Tratar de que permanezca el mayor tiempo posible a la sombra y evitar la exposicion en el horario pico de 11 a 16.
  6. Luego de la exposicion solar colocar crema hidratante.
  7. Utilizar ropa con proteccion UV para que la superficie expuesta al sol y a los protectores sea la menor posible.

Los colores oscuros frenan mas los rayos UV que los colores claros. Recordá que “la brisa” y “el viento” no queman, el reflejo del sol sobre las superficies claras (agua, arena, etc) es lo que quema cuando estás debajo de un toldito o una sombrilla finita.


Picaduras de mosquito

Las picaduras de insectos, además de interrumpir el sueño, ser molestas y dolorosas, pueden transmitir enfermedades: Fiebre amarilla, dengue, Zika, Chikungunya se transmiten casi exclusivamente a través de la picadura del mosquito, por lo que si evitamos la picadura,  evitamos la enfermedad.

¿Qué podemos hacer?

  • Educación: Los mosquitos no se desplazan más alla de 150 mts de su lugar de nacimiento. El mosquito que pique a tu hijo seguramente nació cerca de el. Compromete a las organizaciones sociales con las cuales tengas relación (club, colegio, iglesia, etc)  y a los vecinos en la lucha contra los criaderos de mosquitos.

  • Destruyendo los criaderos de mosquitos: Descacharra tu hogar  y sugerile a los vecinos que hagan lo mismo. Los mosquitos colocan sus huevos en agua estancada: platos de macetas, gomas de auto abandonadas, todo pequeño receptaculo que contenga agua es un criadero de mosquitos.

  • No permitas el ingreso del mosquito a tu hogar: Colocá mosquiteros en todas las puertas y ventanas, tules rociados con repelente cubriendo las cunas y camas.

  • Matá los mosquitos dentro del hogar:  Dos o tres veces por semana rociá la casa con un mata mosquitos efectivo, de a un ambiente por vez, donde no haya nadie, cerrá  las ventanas, rociá debajo de las camas, mesas y escritorios, detrás de las cortinas y bibliotecas y dentro de los placares (escondites frecuentes de mosquitos) luego dejá el cuarto cerrado durante 15 a 20´. Ventilá antes de que vuelvan los niños y los ambientes quedarán libres de mosquitos. Repetí la operación si la casa estuvo mucho tiempo abierta al exterior. 

  •  Evitá la picadura del mosquito cuando estás al exterior: El tul en el cochecito es la medida mas efectiva y natural. Con precaución podes utilizar repelentes.

Repelentes

El repelente más utilizado es el DEET, que se trata de un tóxico que se absorbe por la piel por lo que se debe utilizar lo menos posible. Existen cremas y aerosoles con 15, 20 y 25% de DEET al 15% es muy poco efectivo. Al 25% (Larga duración) es tóxico, por lo que se recomienda al 20%.  El spray con Aloe Vera y las cremas perfumadas protegen menos de una hora y luego gracias al perfume atraen a los mosquitos. Los nuevos repelentes con ICARIDINA son menos tóxicos e igualmente efectivos.

Golpe de calor

Los humanos somos animales homeotermos: es decir que regula menos nuestra propia temperatura. Producimos calor si estamos en un ambiente frio y eliminamos calor si estamos en un ambiente cálido. Este sistema mantiene nuestra temperatura la mayor parte del tiempo entre 36 y 37° tanto en ambientes calurosos como muy fríos.


El golpe de calor o insolación es la respuesta del organismo a una agresión producida por el calor, generalmente causado por la acción directa y prolongada del sol (golpe de calor clásico) o como consecuencia de actividades físicas en ambientes con temperaturas elevadas (golpe de calor post-ejercicio).


Se manifiesta con hipertermia (mayor de 38º C), decaimiento, dolor de cabeza, deshidratación, hipotensión, náuseas, taquicardia (aceleración del pulso), transpiración abundante, sed intensa, calambres, llegando en los casos más extremos a provocar desmayos.


El golpe de calor es una urgencia médica, ya que puede alterar los mecanismos regulatorios normales del organismo, y cuanto mayor es la hipertermia, más severo es el cuadro. Los chicos son más vulnerables que los adultos al golpe de calor.

Prevención:

• Vestí a los chicos con ropas claras, livianas y holgadas.

• Que no realicen actividades deportivas durante los horarios donde el calor ambiental es más alto.

• Ofrecele abundante líquido

• Ofrecele verduras y frutas frescas.

• Evitá alimentos muy salados.

• Tené especial cuidado en la hidratación de los chicos con diarrea.

• Advertí a los profesores de educación física para que no realicen ejercitación los días de mucho calor y humedad, y que les permitan a los chicos tomar la mayor cantidad de líquido posible, inclusive antes de realizar ejercicios.

Tratamiento:

• Colocalo en un lugar fresco, ventilado y a la sombra.

• Acostalo boca arriba y semisentado.

• Aplicale compresas de agua fría en la cabeza.

• Dale líquidos fríos bien fraccionados (pequeños sorbos).

• Si continúa febril por más de 1 hora, consultá con un pediatra.


Sumate al taller gratuito online de cuidados para tu hijo en el verano que estaré brindando el jueves 17 de diciembre a las 18hs.


Dr. Martín Gruenberg 
Pediatra 


Compartir:

Pediatría ambulatoria

Martin Gruenberg

@pediatradefamilia

Médico y Pediatra, miembro titular de la Asociación Médica de pediatría. Se especializa en pediatría ambulatoria, siendo opinion leader en problemas del sueño infantil y en microbiota. Es autor de los libros "Vamos a dormir" y "El pediatra en tu casa".

Más novedades

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Aceptar