MaterCell

Cargando...

El cuerpo humano está formado por diferentes tipos de células y cada una de ellas tiene una función específica para que el organismo funcione correctamente. Las células que originan todos estos tipos de células especializadas son las células madre o troncales.

Las células madre pueden dividirse ilimitadamente y autorrenovarse produciendo más células madre sin perder su potencial o dando lugar a diferentes tipos de células especializadas.

El cordón umbilical del bebé y la placenta de la madre, habitualmente se descartan. Hoy sabemos que son una fuente rica en células madre, las cuales ya son utilizadas para el tratamiento de más de 80 enfermedades. Por este motivo, es tan importante su recuperación y criopreservación.

Desde 1988, año en que se realizó exitosamente el primer trasplante de células madre de cordón umbilical, este procedimiento se ha ido incrementando año tras año, existiendo ya varios miles de trasplantes exitosos realizados en todo el mundo, incluyendo nuestro país.

Su conservación le asegura al individuo, una fuente de células para un eventual tratamiento sin riesgo de rechazo inmunológico ante una enfermedad.

En la actualidad se están investigando distintos tratamientos con células madre, para confirmar si estas células pueden contribuir con la regeneración de tejidos específicos como el músculo cardíaco dañado luego de un infarto o las células del sistema nervioso central, lo cual permitiría comenzar un tratamiento novedoso de enfermedades como el mal de Alzheimer, el Parkinson y la diabetes.

Existen enfermedades que ya son tratadas con células madres, tales como:

  • Anemia Aplásica
  • Anemia Hereditaria
  • Leucemias
  • Linfomas
  • Osteoporosis
  • Mieloma Múltiple
  • Neuroblastoma
  • Enfermedades inmunes
  • Trastornos mieloproliferativos
  • Trastornos de almacenamiento de lípidos

En simultáneo, se están realizando estudios preliminares para el tratamiento de los siguientes padecimientos:

  • Diabetes
  • Parkinson
  • Parálisis cerebral
  • Infarto de miocardio
  • Esclerosis múltiples
  • Quemaduras de piel
  • Lesiones de córnea
  • Regeneración de cartílagos
  • Enfermedad vascular periférica
  • Lesión de médula espinal
  • Colagenopatías

Matercell cuenta con profesionales altamente capacitados para realizar la recolección y a su vez, brinda capacitación al obstetra que participe del parto para cuando la ocasión lo requiera.

Al momento del parto, una técnica asistirá al sanatorio y apenas el equipo médico de la autorización, comenzará la recolección. En casos de urgencia o que los padres así lo prefieran, el obstetra o la partera podrán realizarla ya que Matercell brinda el asesoramiento necesario para que puedan realizarlo sin inconvenientes.

En el interior del país, la recolección es a cargo del obstetra. En cuanto los padres deciden contratar el servicio, el equipo de recolección se pone en contacto con el médico para informarle sobre el servicio contratado, brindarle todos los conocimientos necesarios para realizar el procedimiento exitosamente y que la muestra llegue a nuestros laboratorios en óptimas condiciones.

Absolutamente no. El cordón umbilical de un bebé habitualmente se deshecha junto con la placenta. Cuando se decide colectar estas células, lo único que cambia del procedimiento rutinario, es que luego del alumbramiento, las muestras de sangre y tejido se colectan en forma estéril en lugar de descartarse.

Si la muestra fue criopreservada correctamente, los padres recibirán por correo electrónico, un informe preliminar con los primeros resultados de los estudios que se le realizaron a las células madre del bebé. Aproximadamente a los 90 días, se realiza el envío de un informe final.

Además, en nuestro Servicio Integral (link a servicios) se envía un informe final con la cantidad de células mesenquimales alcanzadas luego de la expansión celular.

Las células madre son congeladas en nitrógeno líquido, con un código de barras que permite la correcta trazabilidad de la muestra, a una temperatura de menos 196 grados en nuestro banco, con el objeto de que mantengan su vitalidad, sin alteraciones a lo largo del tiempo.

Por el momento lo comprobado son 25 años, pero se supone que la durabilidad es mayor y que pueden estar congeladas en un banco manteniendo la viabilidad, probablemente durante toda la vida de la persona a la que pertenecen.

No. Si bien las células madre criopreservadas, son 100% compatibles con el niño a quien se le realiza la guarda contando con cero rechazo inmunológico, también podrán ser utilizadas por quien sea compatible con el niño, siendo los hermanos y padres la fuente con más alta probabilidad, variando en cada caso particular.

Mediante estudios de histocompatibilidad. Junto con la bolsa en la que se criopreserva el grueso de las células madre hematopoyéticas de sangre de cordón, Matercell guarda varios viales (tubos) con pequeñas cantidades de células, suficientes como para realizar numerosos estudios en distintos momentos, sin que sea necesario descongelar la porción importante de las células madre almacenadas.

En el caso de las células madre mesenquimales de tejido de cordón, no se necesita realizar un estudio de compatibilidad das las características propias de este tipo de células madre.

Sí, las bolsas en las que criopreservamos las células madre de sangre de cordón umbilical están diseñadas para poder utilizar un 20% del material criopreservado, en forma independiente del restante 80% que se preserva en el banco. Eso permite aplicar técnicas de expansión, sin necesidad de utilizar la totalidad de la sangre almacenada y sin afectar su estado de congelamiento.

En nuestro servicio Integral, las células madre mesenquimales de tejido de cordón, se conservan en cinco crioviales distintos posteriormente a su expansión durante 60 a 90 días, lo que permite aumentar su tasa de uso y disponer de ellas de forma inmediata, fundamental para tratamientos que las necesiten de manera urgente. Además, se conserva una porción de tejido, para continuar expandiendo si se requiriese.

En el servicio complementario, se seleccionan porciones de tejido y se realiza su conservación directamente. En caso de necesitarse, el proceso de expansión se deberá realizar después, debiendo esperar aproximadamente 3 meses para poder conocer su cantidad y posibilidad de uso.

Tanto a la madre del bebé como a la sangre de cordón se les realizan pruebas para comprobar que no existen enfermedades transmisibles, como sífilis, HIV, Hepatitis B y C o HTLV ("Human T Lymphotropic Virus", un retrovirus de la misma familia a la que pertenece el HIV), además de los estudios de viabilidad, los recuentos celulares y la determinación de la proporción de células progenitoras mediante el estudio del CD34.
Todos los estudios son realizados a cargo de Matercell e informados una vez que han sido completados.

El momento de la recolección es único y coincide con el momento del parto. Las decisiones deben ser tomadas con la mayor antelación posible y se puede contratar el servicio de criopreservación de células madre de cordón umbilical, desde que uno se enteró de la existencia del embarazo. Hay que tener en cuenta que puede existir un adelanto a la fecha prevista de parto, por lo que se recomienda hacer la contratación tempranamente para evitar perder la oportunidad de la recolección de células madre.

En caso de que el parto se adelante o aún no se haya podido concretar la contratación, Podrán contactarse con nuestros celulares de urgencia las 24 hs, para coordinar la recolección de inmediato.

Ante el requerimiento exclusivo por parte de sus titulares, MaterCell entregará las células madre correspondientes para ser transportadas.

  • Pago online, con tarjeta de crédito. Las operaciones son cursadas por intermedio del Sistema de Pagos Seguros SPS-Decidir. Matercell no guarda ni almacena datos de las tarjetas de crédito.
  • Débito Automático: Solicitando el formulario de adhesión a: debitos@matercell.com o comunicándote con nosotros telefónicamente.
  • Pagomiscuentas.
  • Tarjeta de Crédito VISA, AMEX, MASTERCARD, telefónicamente llamando al 4964-3333 o 0800-444-6283.
  • Efectivo: En nuestra sede central ubicada en Gallo 1228, Capital Federal, de lunes a viernes, de 10 a 17:30 hs.
  • Tarjeta de Débito: En nuestra sede central ubicada en Gallo 1228, Capital Federal, de lunes a viernes, de 10 a 17:30 hs.
  • Cobranza Integrada: En todas las sucursales del Banco Galicia, mencionado a MaterCell y el Número de tu contrato.
  • Depósito o Transferencia Bancaria: En cualquier sucursal de Banco Galicia.
  • CTA . CTE. EN PESOS: 1430-0314-1
    CBU: 0070314520000001430011
    CUIT: 30-70840498-1

*Una vez realizado el pago por vía bancaria, es importante que nos envíes el comprobante de pago con el DNI de ambos padres a nuestra casilla de e-mail: matercell.cobros@matercell.com

La contratación del servicio de criopreservación de células madre de cordón umbilical, incluye bonificado el primer año de criopreservación.

Luego del primer año del bebé, todos los años en el mes de su cumpleaños, se debe cancelar la cuota anual de mantenimiento.

El servicio cubre el procedimiento de inscripción, traslado, procesamiento y criopreservación de la muestra, y un año de mantenimiento bonificado.

Al momento de la contratación Matercell pone a disposición una de nuestras asesoras para que los acompañen en todo el proceso, teniendo una atención personalizada. Además, tienen a su disponibilidad asesoramiento médico sobre el procedimiento a realizar, para qué sirven las Células Madre y cuál es su utilidad presente y futura.

Se hace entrega de dos kits de recolección de sangre y tejido, el cual deberán agregar al bolso que tienen listo para el día del nacimiento de su bebé y llevarlo al sanatorio. Los kits de recolección cuentan con todos los datos personales de forma que las muestras puedan ser rotuladas inmediatamente luego del nacimiento del bebé.

¿Tenés más dudas o consultas?