MaterCell

Cargando...

NOVEDADES CIENTÍFICAS | Miercoles 28 de Marzo de 2018

Pacientes recuperan parte de la visión con injerto de células madre

El estudio representa un progreso real en la medicina regenerativa y abre la puerta a nuevas opciones de tratamientos

El importante avance deriva de un nuevo ensayo clínico en fase 1 a cargo del London Project to Cure Blindness, proyecto que tiene como objetivo llevar la terapia de células madre para enfermedades de la retina, especialmente para la degeneración macular (maculopatía) relacionada con la edad, a la clínica lo más rápido posible.


Publicado recientemente en Nature Biotech, en este nuevo enfoque se ha implementado la utilización de células madre para tratar a las personas con pérdida repentina y severa de la visión debida a la degeneración macular húmeda y los resultados son más que alentadores: los pacientes han recuperado notablemente la visión y mejorado en consecuencia, su calidad de vida.


Este estudio representa un progreso real en la medicina regenerativa y abre la puerta a nuevas opciones de tratamiento para las personas con degeneración macular relacionada con la edad.


¿Qué es la maculopatía?

La retina está compuesta de muchas capas diferentes. Una de las capas críticas, llamada epitelio pigmentario de la retina (EPR) separa los vasos sanguíneos de la capa nerviosa y nutre la retina. La mácula, es una capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo, en el centro de la retina. Esta área proporciona la agudeza visual, permitiendo al ojo percibir detalles finos y pequeños.


La degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) o maculopatía, es una enfermedad ocasionada por deterioro de la mácula y es la causa más común de pérdida de visión en el mundo. Por lo general, afecta a personas mayores de 60 años. Hay dos tipos de AMD, húmedo y seco. La DMAE húmeda se desarrolla cuando crecen vasos sanguíneos anormales en la mácula. Estos filtran sangre o fluidos que conducen a la pérdida de la visión y cicatrización secundaria de la mácula y, en algunos casos, pérdida rápida de la visión central (lectura). 


No existe una cura para la DMAE húmeda, pero puede tratarse inyectando drogas en el ojo para detener el crecimiento de los vasos sanguíneos anormales. Estas inyecciones son necesarias regularmente para preservar la visión.


El tratamiento


El profesor Pete Coffey, perteneciente al University College London y el profesor Lyndon da Cruz, cirujano de retina del Hospital Oftalmológico Moorefields, ambos líderes del proyecto, se propusieron tratar a 10 personas que tenían una forma húmeda de DMAE.


Los dos primeros pacientes fueron elegidos por lo avanzado de su dolencia: hubieran quedado ciegos en seis semanas a partir de la filtración de los vasos sanguíneos.


Para llevar a cabo el tratamiento, tomaron células madre embrionarias humanas y las reprodujeron convirtiéndolas en una copia perfecta del epitelio pigmentario de la retina. Luego, utilizando una herramienta microquirúrgica diseñada especialmente, se colocó debajo de la retina del ojo afectado de cada paciente un parche que consiste en una membrana cubierta por estas células madre diferenciadas.


En ambos casos, luego de haber sido implantado el parche y monitoreados durante los 12 meses posteriores, se advirtieron mejoras en su visión. Pasaron de no poder leer en absoluto, incluso con anteojos, a leer 60-80 palabras por minuto con anteojos de lectura normales.


“La mejoría en la visión es mucho mayor de lo que habíamos esperado” afirma Pete Coffey. “La primera paciente logró una mejora de seis líneas, lo cual es impresionante, y el segundo alcanzó las cinco líneas y parece ir mejorando con el transcurso de los meses. Los dos leen realmente.


Conclusiones


Es la primera descripción de un tejido de ingeniería completo que se ha utilizado con éxito de esta manera. Uno de los éxitos de la prueba, además de los resultados de mejora en la calidad de vida de los pacientes tratados, ha sido demostrar que no hubo necesidad de drogas para suprimir todo el sistema inmune del paciente a fin de evitar el rechazo de las células madre.


Coffey y Da Cruz aseguran que las terapias basadas en células madre para estas afecciones tienen grandes posibilidades de prevenir la ceguera, restaurar la vista y mejorar la calidad de vida de quienes la padecen en el futuro. Próximamente, prevén operar un paciente más para fortalecer la seguridad del procedimiento.


Si bien ésta es una prueba clínica muy temprana, los resultados son positivos y muestran que la tecnología sigue avanzando y en la dirección correcta. En el futuro aspiran al que el procedimiento sea tan común como la operación de cataratas, y que ayude a la gran cantidad de personas que pierden la vista a causa de estas enfermedades oculares.


Publicación: click aquí Fuente: click aquí


Pie de foto: Douglas Waters, uno de los pacientes que tuvo la operación, con (de izquierda a derecha) el profesor Lyndon da Cruz, la esposa de Douglas, Freda Waters, y Odysseas Georgiadis. Fotografía: Moorfields Eye Hospital.


Compartir:

Más novedades

Jueves 20 de Septiembre de 2018

Infusiones de sangre de cordón umbilical en niños con TEA

Alentadores resultados de un estudio de investigación en niños con trastorno del espectro autista.

Martes 18 de Septiembre de 2018

CHARLA ABIERTA MATERCELL

Miércoles 26/09 - 18:30 hs SEDE CENTRAL